Mari Paz Pérez

Tengo 59 años y he bajado 18 kg en cuatro meses

Tengo la suerte de ser una de las primeras gordas de Madrid en ser flaca gracias al Método Ravenna. Empecé en el grupo piloto y tengo que agradecer a mi amiga la doctora Mirta Herrero que me trajo al programa, a Graciela Sajeva directora de la Clínica, a la Lic. Valeria Castagna (nutricionista) y por último pero igual de importantes a las psicólogas  Remedios y Cristina ya que con su ayuda perdí kilos y otros fantasmas.


Entré en la Clínica Ravenna de la mano de mi amiga la doctora Mirta Herrero pensando que sería una dieta más de las muchas más que a lo largo de mi vida me habían perseguido. Pero, desde el principio, me di cuenta que no era una más y que este tratamiento era totalmente distinto. El Método Ravenna es nuevo en España pero en Argentina lleva muchos años con resultados increíbles.

Hay grupos de gente como yo que nos unimos y conseguimos ver nuestro problema como algo que se puede superar y vencer. Los profesionales  me ayudaron  con la forma de tratar la adicción a la comida, con cariño y respeto para mí y para los demás y sobre todo nos dan la  fuerza y el deseo de conseguir la meta y ver que puedes dejar de ser la gorda que se asfixia  cuando anda, que le duele la espalda, las piernas y no se mira al espejo porque no soporta lo que ve.


De pronto empecé a vivir y ver que sin atracarme de comida podía ser tan feliz como me propusiera