Dietas para Adelgazar

Dietas para Adelgazar

Nuestro Método utiliza dietas para adelgazar de bajas calorías con una selección de hidratos de carbono de bajo índice glucémico y una cuidada hidratación diaria.

Dietas para Adelgazar - Clinica Ravenna

Hoy en día tenemos a nuestro alcance cientos de dietas para adelgazar. El Método Ravenna, plantea el tratamiento para adelgazar como “la última dieta”. ¿Por qué? Porque trabajamos sobre los HÁBITOS DE ALIMENTACIÓN a través de las tres pautas del Método Ravenna el corte, la medida y la distancia.

Al modificar los hábitos nocivos, una vez el paciente llega al peso ideal, paulatinamente irá saliendo de la dieta para adelgazar, y, trabajando correctamente sobre los hábitos su plan alimentario se convertirá en una alimentación equilibrada.

Nuestro Método utiliza dietas para adelgazar de bajas calorías con una selección de hidratos de carbono de bajo índice glucémico y una cuidada hidratación diaria.

Acepto la política de privacidad

EL CORTE


El Corte

El CORTE con el exceso de  comida. Éste será el primer paso para aprender a parar de comer “de más”. La selección de alimentos de bajo índice glucémico, es lo que ayuda a mantener estables los niveles de glucosa en sangre, ya que son un estímulo directo en la regulación hormonal del apetito y la saciedad. ¿Qué conseguiremos? La sensación de saciedad, aun haciendo ingestas de bajas calorías.

LA MEDIDA

La dieta para adelgazar del Método Ravenna, también incorpora la MEDIDA, trabajando con la porción justa, descubrir  que más  cantidad de comida “no es mejor”. La porción justa, es lo mejor, es equilibrada y suficiente para las necesidades de cada paciente. Entrenar un hábito saludable como el “comer lo que me corresponde”, facilitará, una vez lleguemos al peso ideal, a la transición “orgánica” hacia una alimentación equilibrada.

La fantasía de “dietas milagro”, como aquellas que utilizan la famosa frase si “esto no engorda puedo comer todo lo que quiera”, favorece un entrenamiento en un comer excesivo, encubierto por un alimento “sano” como la lechuga , que luego se tiende a cambiar por otros alimentos, mucho más calóricos y, sobre todo, por una conducta VORAZ que se perpetua. Este tipo de dietas, efectivas en un primer momento, establecen en nuestra conducta la voracidad, cuyo destino, inevitable, es el indeseable efecto “rebote”.


La Medida

LA DISTANCIA


La Distancia

La DISTANCIA, en la dieta para adelgazar se materializa en forma de 4-5 comidas al día. El respetar unas determinadas horas entre comidas ayuda al cuerpo a estimular el metabolismo, lo que evitará que lleguemos a la siguiente comida con hambre. De esta forma, minimizamos las posibilidades de error, evitando la voracidad que puede provocarnos el empezar a comer con la sensación de hambre y evitando también, el caso opuesto: el “picoteo”, aquellas personas que pasan todo el día realizando pequeñas ingestas. La DISTANCIA será fundamental para mantener el orden en la conducta.

Realizamos una suplementación de vitaminas y minerales,  ajustadas a cada paciente, para mantener   una  nutrición completa, ya que el resto de la energía que el cuerpo necesita lo obtiene de la combustión de la grasa. Esto será lo que permita el equilibro corporal llegando, además del peso deseado, a un porcentaje de grasa saludable.